jueves, septiembre 28, 2006

El consultorio del Dr. Octopo.

Estimado Doctor Octopo, soy un enganchado a los rayos catódicos, un poliespectador de todo tipo de programas basuras, un adicto del zapping. Lo he visto todo, desde programas de tripas corazón a espacios de inmundas televisiones locales, de teletiendas de madrugadas a telenovelas hispanas de supercien, desde cutres concursos de toda clases y pelaje hasta los realitys shows mas degradantes para el ser humano, pero ya no encuentro pasión, no hallo dolor en las miserias ajenas, estoy saturado, ya no lloro con los reencuentros familiares, ni río con las series españolas de moda, ni tan siquiera me emociono con los especiales de TVE de los Sábados noche. Estoy insensible ante la caja tonta, ni las reposiciones de Verano Azul consiguen aliviar esta terrible pena.

Pues eso Doctor prefiero estar muerto que aburrirme así, quiero probar algo nuevo…

Manolo.

Bueno pues para gustos los colores, pero la verdad que hoy en dia nuestra televisión es de gran calidad, hay muy buenos programas de investigación de cronica social, buenos concursos, y el caso Malaya esta super entretenido, pero en fin lo dicho para gusto los colores. Pero no se deprima usted, pues tengo la solución perfecta a su catodico problema, el programa de televisión que colmara sus ansias.

Tengo en mi poder unas grabaciones de una emisión pirata de nombre “Videodrome” que harán de usted un hombre feliz, una vez que comience a verlas no deseara ver otra cosa, su vida cambiara, tanto física como psíquicamente, los cambios en su metabolismo son palpables desde el primer visionado, notara como su ser se funde con su electrodoméstico favorito, su reciente metamorfosis le harán gritar de alegría: LARGA VIDA A LA NUEVA CARNE!!!!

Eso si los cambios son irreversibles.