jueves, octubre 12, 2006

Kung Fu Traumatólogico. El Furor Uterino de las Kung Fu Girls.

Y esta fue la película que realmente me chorizo el pequeño invertebrado de Luís Alfredo.



Las Kung Fu Girls, las indomables amazonas del sexo, devoradoras de héroes y nobles maestros de las artes marciales, sus técnicas de luchas son infalibles y dejan a sus adversarios listos de papeles, sin fluidos corporales, sin fuerzas. Expertas en el cuerpo a cuerpo y golosas en el combate no tienen rivales que resistan su lujuria y su deseo, hasta los monjes de Shaolin caen bajos sus jamones encantos y rompen su celibato.

Resumiendo: Unas fieras insaciables de la escuela del furor uterino.

A los dos días me llamo mi colega el Traumatólogo y más o menos me dijo:

“Cipotes, que cambio ha dado el pequeño saltamontes, parece otro, esta todo el santo día entrenando Kung Fu en el jardín, incluso ha ahuyentado con sus nunchacos a un terrible perro de la marca PIRBU que tenia atemorizados a los vecinos de la zona, es un héroe, aunque según mi hermana pasa mucho tiempo encerrado en el cuarto de baño”

Mi satánico plan a volumen brutal había funcionado, Luís Alfredo primero gusano y luego capullo, ya no seria pequeña mariposa, la maldición había acabado y ya estábamos tardando para otra sesión de glorioso cine de Kung Fu.