domingo, octubre 15, 2006

Kung Fu Traumatólogico. El Genuino Espadachin Manco.

Estaba yo en la terraza de my house, al fresquito, cuando por la esquina del viejo barrio los vi pasar, con el tumbao que tienen los hombres duros al caminar, venían en pareja como los guardia civiles, el resto de viandantes se apartaban temerosos de su camino, el mas alto vestía de riguroso negro, con el pelo engominado y una coleta, su compañero de estatura mas pequeña, con el pelo todo rapado, un chándal y una camisa naranja con la cara del Koala (el artista del verano), en su frente los ocho puntos de Shaolin, de su espalda sobresalían amenazantes unos nunchacos.

Se acercaron hasta mi puerta y llamaron, cualquier persona en mis circunstancias se hubiera cagado de miedo, pero estos prendas eran mis amigos.

Nada mas abrir la puerta el pequeño arácnido de Luís Alfredo partió con sus nunchacos tres macetas, con sus correspondientes geranios, una gracia del niño.

El traumatólogo estaba impaciente por contarme una anécdota:

“Jajajajaja…a que no sabes, ayer estaba de guardia en urgencias del hospital, y me llegaron tres golfos, que presentaban varios huesos rotos y serias contusiones, me contarón que un chico les había golpeado sin mediar palabra, luego me entero que los desgraciados intentaron robar la bicicleta a mi sobrino, así que venimos del hospital de hacerles una visita”

- ¿Pero le habéis vuelto a golpear?... Pregunte incrédulo.

- No, dijo tajante el traumatólogo, tan solo les hemos advertido de que en esta ciudad las cosas han cambiado seriamente.

La profunda conversación fue derivando, hasta el tema principal: que película ver, el Traumatólogo me insistía en ver de nuevo la del manco, La furia del tigre amarillo, pues Luís Alfredo no la había visto, pero le dije que como en el Un, Dos, Tres…Responda otra vez, no valía repetir, así que me pidió si tenia alguna de algún luchador cojo…

Cojos no, pero mancos hay muchos.





One armed sworman, cosecha de 1967, gran reserva.

El primer éxito internacional del gran Chach Chen, que lo convertirían en el director estrella de la Shaw, el genuino espadachín tullido, interpretado por Jimmy Wang You exjugador de Waterpolo convertido en actor de cine para la ocasión.

El traumatólogo andaba despistado, me preguntaba por el tigre amarillo, ese era el New one armed swordman, y si había un new debía de haber un old, un one armed swordman., le respondí

Este One armed swordman es como los mejores Whisky mejoran con los años, destila calidad por los cuatro costado, un clásico de obligado visionado, un chiva del Kung Fu., un cinco jota.

Fang Gang es el hijo de un sirviente que dio su vida por su maestro cuando una escuela rival con el eterno pique de: “mi kung fu es el mejor” lo intento asesinar, el maestro en gratitud por el sacrificio realizado acoge a su hijo como discípulo en su escuela de la espada dorada.

Chang se convierte en un gran luchador, es el favorito del maestro, y éste tiene para él grandes planes entre ellos el virgo de su hija, convertirlo en su yerno, y cederle el negocio de la escuela.

Pero ay, la hija del maestro es una lagarta de cuidado, una consentida de papa, que con sus amiguitos también niños de papa que no tienen dos guantas, le harán la vida imposible al pobre Chang. Sin embargo al pequeño arácnido de Luís Alfredo le encanto el modelo que llevaba uno de ellos, una fantasía china de la época con motivos de leopardos.

- Que conjunto mas bonito lleva ese niñato pijo que no tiene dos ostias, tito, seguro que es de marca, dijo y por favor si ven o han visto la película dedíquenle unas risas, pues el modelito las merecen.

El Chang, ante el acoso de los niñatos que no tienen dos ostias, y de la niñata que lo que quiere es que se la coma el tigre, decide abandonar la escuela, pero los niñatos le tienden una emboscada, y he aquí una de las escenas mas bella de la historia del Kung Fu: esos copos de nieves cayendo, ese peazo de decorado, esos grillos, ese ambiente de tragedia, y en una tontería, Zas el brazo de Chang sangrante cae sobre la nieve, sin honor, la niñata odiosa en un arrebato y a traición secciona el brazo derecho de Chang, dios nos libre de las mosquitas muertas!!

Malherido Chang es recogido por una chica rural, que lo acoge en su granja, lo cura y lo ama en secreto, Chang aprende poco a poco a usar su mano izquierda, aprende a pescar, a cortar leña, a cultivar, parece como si de un momento a otro se lanzase a cantar aquello de Opa yo vo aze un corral, pero no!, la vida es un pañuelo, y la chica rural tiene un manual de artes marciales heredado de su padre, un gran espadachín, pero a este manual le falta la mitad, solo contiene las lecciones de la mano izquierda, casualidades de la vida, a entrenar que se ha dicho, y Chen da tanta ostias a una roca que deja la mueca de su mano, como coja a los niñatos pijos les va a dar poca, decía el traumatólogo.



Gloriosa pelea en un bar de carretera.




La maligna escuela de manos largas sigue en su treces de su Kung Fu es el mejor, y crean la definitiva arma para derrotar a la escuela de la espada dorada, una espada en forma de horquilla que mientras agarra la espada del rival, un puñal destripa traidoramente al contrario por bajines. Los malvados líderes: Tigre sonriente y Larga mano diabólica iniciaran la caza de los discípulos de la escuela de la espada dorada, con el fin de amargarle el cumpleaños a su maestro.

Todas estas circunstancias unidas a la obligación de ser un hombre capaz de defender a su chica, harán que Chan renazca de sus cenizas y con la espada rota de su padre, sembrara de cadáveres los bares de carretera de la antigua china en otra gloriosa escena, ya parte de la historia del cine.

Chan vencerá a tigre sonriente, mientras Larga mano diabólica con sus secuaces se infiltrará en el cumpleaños del maestro, que con sus espadas de horquillas son invencibles, Manos diabólicas es un cabrón de cuidado que celebra con maléfica risita cada muerte, hasta que aparece Chang con su espada corta para ajustarle las cuentas y borrarle la risita.


El malo manos larga con pinchos a la espalda en plan Espinete, antes de que le corten el rollo.




El destino se ha cumplido, Chan al igual que su padre, ha defendido el honor de su maestro, es un héroe, un gran espadachín, que sin embargo se marchará, preferirá la vida rural, lo agrícola, y mientras se va parece que entre dientes tararea aquello de:


Pero que sepas que:
Maestro, yo viazé un corrá
pa echá gallina y pa echá minino.
Maestro, yo viazé un corrá
con tu bendición,
hago un corralillooooo...


Luís Alfredo tenia una duda existencial que no dudo en consultarnos:

- Supongo que al principio, el héroe Chan se ejercitaría la mano izquierda matándose a pajas. ¿No?..

Al Traumatólogo le cambio la cara de pronto, afuera mi mujer gritaba no se que de los geranios.