lunes, octubre 30, 2006

La Mala Yerba: Galactus, la dieta Mediterránea.



¿Podemos juzgar a un mosquito por sus picaduras?, ¿Podemos exterminar a pulgas, piojos o garrapatas por su comportamiento? Estos parásitos solo hacen lo necesario para subsistir en sus miserables vidas: alimentarse de los nutrientes básicos para el correcto funcionamiento de su organismo, y ya es tarde para que se pasen a la dieta mediterránea.

Nuestro malo de hoy es un Carpantas Galáctico, un devorador de mundos, un piraña de verano azul, que asola con su apetito el universo. Su verdadero nombre es Galán, y es el único superviviente del planeta Taa, destruido por el Big Bang en los tiempos de Maria Castañas, su alimento básico es la Bioenergia de los planetas que le reportan las vitaminas y nutrientes necesarios a su completa dieta, luego de postre se come un yogur con bífidus activo que le favorecen el funcionamiento del sistema gastrointestinal.

Su uniforme oficial de villano es súper chachi pirulí de fashion con faldita, botas a medias alturas, armadura de diseño, y unos cuernos que son artificiales, ya que no se le conoce pareja estable.

Galactus en sus fechorías siempre es acompañado por un heraldo o chivato que le avisa de donde esta el puchero planetario que calme su ansia, el mas famoso de sus chivatos La estela plateada lo trajo directamente a nuestro planeta tierra sin reservar mesa. En nuestro planeta el pobre Galactus se quedo sin cenar conociendo en sus humanoides carnes la derrota, pues la familia USA de superhéroes Los Cuatros Fantásticos fueron advertidos de la llegada de Galactus por Uatu el Vigilante Jurado de la galaxia, y con la ayuda de un Nulificador Supremo ultimo modelo, plantaron cara al invasor, que tuvo que marchar con el rabo entre las piernas y ruidos en las tripas.

Aquella vez los 4F no solo salvaron a nuestro planeta, sino al universo entero y al propio Galactus, pues esté con su gula hubiese engullido a Stan Lee y Jack Kirby sus creadores, sin contar con los gases que la ingesta le hubiese reportado y sus contaminantes y pestilentes expulsiones avivadas por los bifidus activos que regulan el tracto intestinal de nuestro villano.

1 Comments:

Blogger OzzyGimenez said...

Ostias,yo este me lo lei,que patriotico es esta historia.Muy buen blog

8:46 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home