viernes, noviembre 24, 2006

La Mala Yerba


La Biblia cuenta una historia que un Dios terrible dicto, el drama de dos hermanos el justo y el traidor y de una terrible sentencia:

"Ahora, pues, maldito seas tú de la tierra, que abrió su boca para recibir de tu mano la sangre de tu hermano. Cuando labres la tierra, no te volverá a dar su fuerza; errante y extranjero serás en la tierra."

Así de fuerte maldijo Jehová a Caín, como la Lola Flores maldijo a la Pantoja, y así les va a los hijos de Caín, vagando errantes por la tierra, haciendo daño allá por donde pisan, malditos para siempre por Mister Jehová. Su estirpe de fugitivo creció y se multiplico, el signo que los margina ya nunca se borro, Caín fue el germen de la maldad., la semilla del mal y ahora son legión.

Sus descendientes son esos malos de toda la vida, perdedores, vengativos y fulleras, que siempre van de mal en peor. Ellos son la Mala Yerba la planta chunga no deseada que crece donde se ha plantado plantas de valor nutritivo u ornamental, allá donde el jardinero no quiere crezcan, en desiertos y terrenos baldíos, en las aceras de cualquier ciudad, mirando desafiantes al cielo, ellas marcadas por Mister Jehová, extranjeras en su propia tierra como Palestinos o Kurdos.

Y cuando se les preguntan por sus fechorías contestan mal encarados: ¿Soy yo acaso el custodio de mi hermano?, señalando amenazantes con una mano cornuda al cielo.

Señoras y señores con tos ustedes: LA MALA YERBA.


Peleones, perversos y audaces , siempre tuvierón claro lo que iban a ser de mayor.... malos ouo ser el malo.

Frases extraidas del antiguo testamento, y de coplas de Baron Rojo. Larga vida al Baron!!