jueves, febrero 08, 2007

KFT-2: Torturas Traumatológicas.

El sonido del timbre descompuso el cuerpo a Manolillo el Mutante, se cago de miedo, su careto se puso tan blanco como la picha del Conde Drácula, si por mi fuera lo hubiese arrojado a los leones, pero el soplapollas de Wan que tiene buen corazón, sintió piedad del muchacho, en fin la verdad es que tampoco yo tenia ganas de ver torturas traumatológicas en mi Jouse, así que propuse a Manolillo esconderse en el garaje, pero al colega le daba miedo del gato, vaya por dios me dije, pues nada a esconderse en el mismo salón debajo del mantel de la mesa camilla y a estarse quietecito y calladito.

El timbre seguía sonando insistentemente y cuando abrí la puerta me encontré frente a mi a tres energúmenos que no conocía de nada, pero de pronto uno de ellos me abrazo “compañero” me dijo, lo mire bien de arriba abajo y ¡cipotes! aquel tipo era el Traumatólogo con pinta de pijo integral, llevaba el pelo suelto, de media melenita y unas gafas de pasta la mar de horteras.

- ¿Y esas pintas de moña?, le pregunte.

- El viejo truco de Clark Kent, me contesto, he curado en el hospital a todos los camellos a los que torture la pasada noche y no me han reconocido, dijo con satisfacción.

Entro y me presento a sus socios, primero al Toribio un señor mayor al que apodaban el Centollo, antiguo forzudo de circo ambulante y exluchador de lucha libre, luego al ATS, Rogelio, un tipo delgado con una nariz en plan Rosendo sin melenas pero con patillas tipo bandolero, les invite a entrar y saludaron efusivamente a Wan, después el Sr. Toribio solicito que pusiera unas cervecitas o vino, según aseguraba el Traumatólogo el menda no bebía agua desde chico, desde que estaba en la escuela de primaria y bebía en los recreos.

Puse, como buen anfitrión, unas cervezas y algunas tapas: Jamoncito pata negra, queso del que hace saltar las lagrimas, chicharrones barreños, langostinos de Sanlucar, aceitunas machacas, que duro bien poco en los platos. El trío justiciero no paraba de comentar su tropelías nocturnas, como fracturaron huesos, hirieron y patearon a los pobres camellos y brindaron con cerveza por el éxito de la misión, Toribio se jactaba de haber torturado a uno de los narcos mientras tarareaba una canción del gran Manolo Escobar, en plan Tarantino vamos, el Rogelio contrariado decía no se que de córtale las orejas a sus enemigos o el rabo si la faena era lo bastante buena, pero que sus compañeros no le dejaron, entonces el Traumatólogo dijo algo así como: ¿Pero que hacemos con estas pintas? ..


Se levanto del sofá se quito las gafas de pastas se cogió la coleta y frente a nosotros estaba el mismísimo Steven Seagal en persona, acto seguido el Toribio saco una extraña mascara realizada con un jersey de esos de rombos que solían llevar los niñatos pijos mas integristas de los ochenta y se convirtió en el Centollo, y finalmente el Rogelio se levanto lanzo algo contra el suelo y tras una leve explosión y mucho humo, su anterior aspecto desapareció y ante nosotros nos encontramos a un Ninja con montera de torero, su traje portaba lentejuelas negras y calzaba manoletillas, saco de las mangas de su traje unos objetos y los lanzo, acertando de lleno en un cuadro con motivos étnicos del salón, yo miraba estupefacto para el suelo, la bomba de humo había dejado una gran mancha negra en el suelo y un terrible olor a azufre, en el cuadro se hallaban clavadas dos pequeñas banderillas, se estaban pasando un huevo pero…. ¿quien tenia cojones de decirle algo al Ninja torero después de oir lo de las oreja y el rabo?

Seguía ensimismado en los notables deterioros de mi Jouse y la consiguiente bronca que me esperaba de mi señora esposa, cuando el traumatólogo puso un brazo sobre mi hombro y dijo en plan compadres:

- Bueno que, ¿no piensas invitarnos a ver una buena película de chinos cabreados?

Desde el sofá todos me miraban como niños con ganas de buen Kung Fu y para que les voy a engañar la idea era tentadora….



Producto relacionado con este blog en La Puñetera Publicidad


4 Comments:

Anonymous Anónimo said...

No se que es peor, si lo del corte de oreja o la cancion con la que tortura al poli...JEJEJE

7:40 p. m.  
Blogger octopo said...

Si, al final del video cuando el policia grita parece decir: paren esa maldita copla por Dios!!!

9:41 p. m.  
Anonymous Kaoss said...

Manolo Tarantino! XD

Felicidades por el blog, es muy, muy, muy divertido...

8:48 p. m.  
Blogger octopo said...

Se agradece!!

11:54 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home