lunes, agosto 20, 2007

El Top de la Caspa: Mazinger, El Robot de las Estrellas

En 1978 el Rey de la sobremesa de los sábados era el MAZINGER Z, la serie de animación nipona fue todo un pelotazo para los niños, y los no tan niños, que se les hacían los ojos chiribitas con tan solo escuchar aquello de “Planeador abajo”, todavía se me ponen los vellos de pico cuando recuerdo la pegadiza copla.

“El poder la maldad Koji puede dominar y con él su robot Mazinger”

Cada sábado los televisores se llenaban de Robots, maléficos doctores, y de mucha violencia nipona, sobre todo de violencia. Los niños eran felices como perritos pequeños con tanta pelea de chatarras, y por consiguiente sus padres también eran felices, con tal de tenerles un rato embobados frente al televisor.

Pero un maldito sábado, de golpe y porrazo, después de engullir la paella, los calamares a la romana y la fruta (o el yogurt de Yoplait), en vez de aparecer el Mazinger en la pantalla del televisor repartiendo mamporros a diestro y siniestro, apareció un niño cabezón con un mono la mar de feo, que no paraba de llorar por que su madre se había ido a comprar tabaco y no había vuelto, un niñato que vivía en un puerto italiano al pie de la montaña, este cambio tan radical en la programación supuso una irritación para los niños de 1978 y por consiguiente para sus padres, de poco sirvieron las quejas y reclamaciones solicitando la reposición de la serie, unos talibanes próximos al poder habían decidido que aquellos dibujitos animados eran violentos y perjudiciales para la salud mental infantil y por consiguiente para su desarrollo psicomotriz . Soplapollas!!

El disgusto, como ya he dejado constancia, fue tremendo, ni los álbumes de cromo, ni el variado mechardasing del personaje, dio consuelo a las miles de criaturas desamparadas que admiraban al gran Koji Kabuto y su robot, los padres estaban atosigados por las continuas protestas y pataletas de sus hijos, los niños querían ver el final de la serie, la muerte del malvado Doctor Infierno.

De pronto ocurrió el milagro, la salvación, unos valientes ( y astutos) empresarios habían adquirido los derechos para el estreno en los cines de España de una película de Corea sobre el personaje, Mazinger el Robot de las estrella se llamaba la atrocidad, tuve la oportunidad de ver su estreno en cine junto a mi madre y mi hermano, al respecto tan solo decirles que ya a tan corta edad la película me pareció un truño de cuidado, aquel no era el autentico Mazinger, era una copia barata y casposa del gran Robot, a tan tierna edad realice una brillante redacción sobre el evento, que recientemente he descubierto en un viejo cuaderno, y que les ofrezco en primicia para el disfrute general:


Ayer fui con mi madre al estreno de la película del Manzinger, la serie del genero de Robot gigantes o Mecha, ideada por el dibujante Go Nai, me costo bastante de convencer a mi madre, tuve que recurrir a sucios métodos de chantaje y extorsión, como la huelga de hambre, la pataleta, las malas caras y el lloriqueo continuo, pero finalmente conseguí mi objetivo, fui de los primeros del colegio en ver la versión cinematográfica del gran Koji Kabuto, en la taquilla había una enorme cola, en el interior, el cine estaba repleto de chavales impacientes como yo, y de padres con caras de circunstancia, de pronto, de entre el publico alguien grito:

- VIVA EL MAZINGER Z, VIVA EL KOJI KABUTO!!!!

Todo el cine se convirtió en una sola voz: VIVA, VIVA Y VIVA, después desde el anfiteatro la chiquillada comenzó a entonar la canción de apertura de la gran serie animada, la que canta el grupo Parchís en sus giras, todo el cine se animo y comenzó a corearla, fue alucinante, hasta algunos padres se unieron con su voces. Llego el momento cumbre, las luces comenzaron a apagarse, se hizo un gran silencio, solo se oía el sonido de las mandíbulas triturando palomitas de maíz y patatas fritas, después de unos bonitos tráiler de películas de Kung Fu, que apunte en mi memoria, se abrieron los títulos de créditos, un gran aplauso inundo la sala. La película comenzaba bien, un enorme robot hundía un barco, un niño, el único superviviente, juraba venganza contra los culpables. Pero horror el niño no se llama Koji Kabuto sino Tienyu, además tanto él, como el resto de personajes precisaban una visita urgente a la peluquería, vayas greñas, vaya uniforme mas hortera que usaban, me temía lo peor, el momento mas esperado por todos estaba a punto de suceder: La aparición del gran Robot defensor de la justicia., del gran Mazinger Z, un enorme OOOOOOH de decepción acompaño su aparición.

Me hubiese gustado poder ver la cara que se nos quedo a todos los presentes, la palabra para definirla es CONSTERNACION, aquel robot era patético, era de color rojo chillón, hacia unas estupidas cabriolas, y movimientos de cabeza, tras los cuales lanzaba torpedos por la boca o fuego, el bicho metálico no tardo en entra en acción, y fue aun mas turbador, se veía claramente que eran hombres vestidos de robots dándose mamporros, se escucharon numerosos gritos de protestas, abucheos encarnizados, los mas acérrimos seguidores de la serie abandonaron la sala echando pestes, avergonzados de la triste representación de polichinelas.

Mi madre me dio un codazo disimuladamente y me dijo:

- Te lo dije, no vale un duro, pero tu dale que dale, para que veas que yo tenía razón.

Me trague mi orgullo, y con amargura le dije que a mi me gustaba que no estaba tan mal, pero por dentro sentía rabia, aquel esperpéntico robot merecía la crucifixión.

Pero la cosa no quedo ahí, hubo mas atropello, vale, la película se inspiraba en el personaje, pero aparte de tener un presupuesto bastante ajustado y recurrir a los trajes de Robot, se tomaba ciertas licencias desdeñables: obviaba el personaje de Afrodita A, los Mascaras de Hierros eran jugadores de Fútbol Americano, al Doctor Infierno se le cambiaban los pelos de colores según su estado de animo, el Baron Ashler y Conde Brocken eran sustituidos por lacayos del tres al cuarto con cicatrices varias en la cara, un total despropósito en su conjunto, la zeta del Mazinger cobraba todo su cruel significado en esta atroz adaptación del gran Robot.

De todas formas a los colegas del colegio les diré que la película es la hostia empanada, la exageraré con desmesurada pasión, su trama y el desarrollo del film, para darles envidia cochina y de paso que se traguen el churro del Mazinger el Robot de la Caspa, que la sufran en sus carnes, no fuese yo el único tonto polla del colegio. FIN



A ustedes sin embargo, estimados lectores, les invito a ver mi último Tutube dedicado a esta gran obra del cine, y por supuesto les aconsejo una visita a mi otro Blog: La Puñetera Publicidad, donde encontraran tesoros varios del robot de la justicia.


4 Comments:

Anonymous Panteraroja said...

El robot de las estrella es la caña, muy bueno Oct...JEJEJE.. como mola el tio del microfono, necesito con urgencia ver de nuevo este bodrio.

7:24 a. m.  
Blogger Dr. Hichcock said...

Ay, qué identificado me he sentido leyendo tu post.
A mí me pasó lo mismo. La vi acompañado de mi padre y el mundo se me vino abajo al ver al monstruo patético. Y sin pistas del Barón Ashler.
Vaya marcianada. Y se atrevieron a hacer un cómic con el Mazinger bastardo.
¡Qué tiempos!
Salud.

8:13 p. m.  
Blogger octopo said...

Dr. Hichcock, me alegro que te identifiques con el post, yo lo viví tal como lo he relatado, fue muy cruel la retirada de la serie de TV, y no tuvieron bastante que nos castigaron con el estreno de semejante bodrio, visto hoy, no me parece tan horrible, es mas me causa simpatias.

En cuanto al comic, he actualizado, mi otro blog, La Puñetera Publicidad al respecto, y en breve incluire, la fotonovela de Mazinger el Robot de la caspa, y es que hubo de todo para aprovechar el tiron de la serie.

2:53 p. m.  
Blogger Jimmy said...

Joder! Buscando imagenes del Conde Broken para una chorradilla de mi blog, me he encontrado con el tuyo!!
Muy bueno tío, a mi me paso exactamente lo mismo, sobre todo lo de "con lo pequeño que era y aun asi me di cuenta de que la peli era una patraña"
Saludos.

1:25 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home