sábado, septiembre 15, 2007

El Top de la Caspa: Teenagers From Outer Spaces.

En noviembre de 1959 apareció un curioso anuncio en Los Ángeles Times, un tal Tom Graeff proclamaba que Dios se le había anunciado para encomendarle la sagrada misión de expandir su palabra de paz y amor por el mundo. Semanas más tarde este personaje volvió a publicar un nuevo anuncio, esta vez el menda anunciaba que su nuevo nombre era Jesucristo II. El 15 de diciembre del siguiente año, Tom Graeff interrumpió la sagrada ceremonia en una iglesia cristiana de Hollywood gritando la nueva buena:

- Yo soy Jesucrito II, y os traigo el mensaje, todos debéis escucharme.

El resultado de tal osadía fue tres meses en prisión. También llego a irrumpir en el aula de una Universidad con sus sagradas proclamas, fue defensor a ultranza de la bisexualidad del ser humano, internado una temporadita en un manicomio, y a los 41 años, el Sr. Tom Graeff, se suicido.

Lo mas sorprendente de esta historia, es que aquel mismo año de 1959, en que Dios le ilumino y eligió como representante de su verbo en la tierra, este incomprendido profeta en tierras paganas, estreno una curiosa película de invasiones extraterrestres titulada “Teenage from outer Spaces” lo que traducido literalmente al castellano es algo así como “Los Niñatos del espacio exterior”. Desde luego la película con un precedente así, un titulo tan chulo, una ida de olla tan divina como la del Sr. Graeff, un argumento de invasiones extraterrestres y niñatos de por medio, no puede ser mas que una obra de culto, una película de ciencia ficción con contenido altamente seborreico, de esas, que según los dermatólogos producen alopecia galopante.

El bueno de Tom Graeff era un todoterreno, le gustaba la vida loca, perdía mas aceite que el Tronco-móvil de los Picapiedras, además sufría de una hiperactividad que le llevaba a asumir todas las tareas de sus creaciones fílmicas: guionista, productor, director, actor, responsable de los efectos especiales, y del montaje, mas apañao que un jarrillo de lata, que le dicen en mi tierra a estos fueras de series.

Con varios cortometrajes, un largometraje, y un trabajo como asistente de Roger Corman en Not of this earth , Tom escribió el guión de lo que seria su gran obra, para llevar a cabo su realización, el bueno de Tom, un artista en el camelo, engatuso a diversos incautos para que le financiasen el proyecto, a cambio (of course) de suculentos beneficios tras el estreno y de papeles principales en la película.

La obra acumula detalles propios de la posterior crisis de identidad de su autor, su visión de Mesías en la tierra esta latente en el film con pequeños brote de locura casposa. Como buen artesano en su oficio, Tom aprovecha con imaginación y buen hacer, el escaso presupuesto del que dispone, realizando una película entretenida, llena de momentos delirantes y de efectos especiales de supercien.

A saber: la maqueta del platillo volante canta por los Beages, las pistolas desintegradoras de los alienígenas son pistolas de juguetes, los esqueletos de las victimas son tomados prestados o sustraídos de alguna universidad, además se les ven claramente los tornillos y las marcas de fabrica, los hilos de pescar utilizados para dar movimiento a los esqueletos deben de ser de pescar atunes por que se ven de lejos, los uniformes que utilizan los invasores son de un cutrerio espantoso, las barbas postizas utilizadas dan el cante flamenco, y como colofón , los monstruos son simples cangrejos de ríos. Todo un cúmulo de barbaridades, propiciadas por el escaso presupuesto y resueltas con gran imaginación.

La película nos narra la típica invasión extraterrestre, niñatos procedentes de un mundo totalitario, inspirado en Un Mundo Feliz, se encajan en nuestro planeta con la intención de criar a unos crustáceos llamados Gargon, muy similares a nuestros cangrejos de ríos, y que los extraterrestres cocinan con arroz o en salsa rosa. Estos bichos en las condiciones atmosféricas idóneas crecen cosa mala, tanto a lo ancho como a lo largo, y gastan muy mal genio.

Los niñatos galácticos aterrizan con su ovni en nuestro planeta en plan vacilón, nada mas apearse de la nave, uno de los niñatillos, el mas malo de todos, mata a un perro a sangre fría, dejándolo en los huesos pelaos. Después comienzan con los experimentos, los primeros indicios apuntan a que el planeta Tierra es idóneo para la cría de Gargon, pero uno de los niñatos, el mas bueno de todos, tiene conciencia, siente piedad del pobre perro, de los humanos, ha leído libros prohibidos en su planeta que hablan del amor y de la familia, enojado con sus compañeros arrebata una pistola desintegradora e intenta sabotear la misión, pero como además de bueno es tonto, le saldrá el rayo desintegrador por la
culata, el pobre acabara huyendo hasta una ciudad cercana, allí se integrara junto a una familia, conocerá los valores familiares prohibidos en su sociedad dictatorial, conocerá el amor junto a una chica tope jamona que se le pondrá a tiro, se sentirá humano.

Todo parece ir bien para el niñatillo bueno, pero sus colegas le andan buscando, el mas malo, Thor, con su pistola desintegradora que deja en los huesos pelaos a la peña, sembrara el pánico en la ciudad en una emocionante persecución, dejando esqueletos a punta pala tras su paso; mucha acción, disparos, niñatos espaciales, coches a to carajo, amor juvenil, nada falta en esta ajustada producción de serie B, y por supuesto el plato final: monstruos superacojonantes, sembrando el terror en la ciudad, con sus pinzas y voraz apetito, e invasión extraterrestre a gran escala, la repanocha!!

Finalmente, Derek, el alienígena bueno, sacrificara su vida por todos los pecadores de la pradera de nuestro planeta, destruirá al malvado Gargon, saboteara el aterrizaje de los cientos de ovnis cargados de Gargons, traicionara a su padre, el líder alienígena de barba postiza, se convertirá en redentor de la raza humana, y todo por amor. Tras su muerte, su rostro aparecerá en el cielo como una estampa religiosa, una voz en off dirá en plan ET: Sed buenos…

Las lagrimitas, amigos, son inevitables.



3 Comments:

Blogger Dr. Hichcock said...

Menuda locura, la gamba gigante...
Creo que la tengo por ahí, le echaré un vistazo.

11:48 a. m.  
Blogger Yulifero Marmol said...

a las buenas octopo.. ¿que hay de las colaboraciones?... para lo que quieras... ando en yulifero@gmail.com
un saludete y a ver si nos curramos el dracula pakistani :)

7:39 p. m.  
Blogger octopo said...

Se la recomiendo encarecidamente, Dr. Hichcock, nada mas por la leyenda que arrastra su director, ya merece la pena.

7:21 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home