martes, octubre 30, 2007

El Top de la Caspa: Capitan America 1990

Los peores momentos para el Capitán América estaban por llegar, su descenso a los infiernos de la caspa de la mano del cine llegaron a finales de la década de los ochentas, la decadencia mas absoluta. El artífice de esta ruina fue un Hawaiano llamado Albert Pyum, director de obras tan señaladas como Alien from LA, Cyborg, Kickboxer II y IV, un elemento de cuidado.

Lo que durante su filmación allá por 1989, se prevía como un éxito absoluto en el cine, acabo de carne de relleno en las estanterías de los videoclubs en 1992, otra subida de tensión para el bueno de Stan Lee, que no ganaba para disgustos con las patéticas adaptaciones de los personajes de su editorial.

Y mira que la traslación de este personaje a las pantallas, tampoco es que suponga muchos problemas, no vuela, no escala paredes, no dispara rayos, no se convierte en llamas, no presenta elasticidad en sus miembros, tan solo pelea y lanza un escudo, lo tenían chupado, no era tan difícil, incluso con un presupuesto ajustado se puede hacer algo decente, pero la cagaron a base de bien, lo cual nos confirma que el Sr. Albert Pyum es un manta.

El personaje del Capitán América fue interpretado por Matt Salinger, su traje de ajustada mallas está más conseguido que en las anteriores versiones, y es mas fiel al comic, incluso tiene sus alitas. El enemigo en esta ocasión es Cráneo Rojo, al cual le cambian el origen, es un pobre bambino secuestrado por los Nazis que experimentan con unas inyecciones de vitaminas concentradas para convertirle en un Súper soldado del tercer Reich. Al otro lado del charco, en los USA, el experimento se repite en otro bambino, un lisiado que quiere defender a su patria en la guerra contra el eje del mal, de este experimento surgirá el Capitán América.


El enfrentamiento entre el malvado Cráneo Rojo y el Capitán América es inevitable, se dan buenas ostias el uno al otro, pero el Capitán América que es mas tonto se verá encadenado a un misil y puesto en orbita rumbo a los USA, un pequeño niño es el único testigo de la proeza, desde su habitación junto a un colega, ve como el invencible Capitán América desvía la trayectoria del misil en pleno vuelo, América se ha salvado por los pelos.

Con el final de la guerra, la cosa se calma, llegan los noventas, Cráneo Rojo ha acudido al programa televisivo “Cambio Radical” y se ha puesto guapo, el niño que vio el misil se ha convertido en presidente de los USA, y el Capitán América es descubierto en Alaska congelado como las varitas de pescado del Capitán Pescanova.

A partir de aquí la hecatombe, el Capitán América, una vez descongelado y curado el resfriado, va en busca de su antigua novia, la muy lagarta no ha tenido paciencia, no le ha esperado y se ha liado con otro hombre, pero da igual su hija esta igual de buena o más, Cráneo Rojo se ha convertido en un vil empresario que pretende dominar el mundo con sus artimañas, como es tan malvado secuestra al presidente de los EEUU, que es un cacho de pan, pero que no se desespere el mundo que el defensor de las libertades esta aquí con su escudo para salvaguarda la democracia y el buen juicio.

Muchas peleas, mucho escudazos en la boca a los malos, persecuciones en coches a toda velocidad, la hija de Cráneo Rojo, que es mas mala que su viejo y también está mas buena, el presidente de los USA repartiendo ostias a los malos, rescates de ultima hora, muchos tiros y mucha acción casposa, las típicas situaciones del cine de acción de los ochentas, llenas de diálogos inteligentes, trama original, bueno muy bueno que salva al mundo, y malo muy malo que se despeña por un precipicio, esto es amigos en resumidas cuentas la sipnosis de este clásico del cine de Súper-héroes casposos.


Como curiosidades resaltar: Los truquitos que usa el capitán América para despistar a sus acompañantes, fingiendo que está mareado, la localización del antiguo laboratorio secreto, tras el tabique del cuarto de baño de una cafetería, la malapipa que tiene peleando el Capitán América, y sobretodo verle (de paisano) paseando en un seisientos por Italia.

Tras el visionado de esta churretosa película, así como del visionado de anteriores y posteriores obras dedicadas al cine de Superhéroes, nos queda un extraño de sabor de boca, una certera conclusión final con respecto a este particular genero cinematográfico, una especie de moraleja:

Ni poderes sobrehumanos, ni rayos, ni mutantes, ni archienemigos resabiados, el verdadero enemigo del Superhéroe es la caspa.


7 Comments:

Blogger Cecile B. Demente said...

ea he visto tropecientas veces y siempre me pasa lo mismo, cuando la cosa empieza me digo, ¿me he equivocado de peli u qué? ¡Ese principio siempre me coje desprevenido!

8:47 a. m.  
Blogger Kike said...

La recuerdo... que MALA, maldita sea...

10:01 a. m.  
Anonymous Panteraroja said...

De tan mala es divertida, como le arrima el apio el Capi a la hija de su excompañera. Octopo tienes razon la muy lagartija no espero a su amado, total solo fueron cuarenta años.

1:16 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

Yo, de pequeño, siempre soñe con una peli de superheroes con terence de capitan america y bud de la masa... como hubiera molao

12:42 a. m.  
Blogger octopo said...

UFFF, Bud Spence de Hulk seria la caña, un spaguettisuperhero!!!, las ostias desde luego el Sr. Spencer las repartias como nadie, con estilo y señorio.

12:57 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

¿está en el e-mule?

6:19 p. m.  
Blogger octopo said...

Por supuesto, en la mula esta casi todo:

Busca por Heroes Marvel-Capitan America 1990

7:57 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home