martes, octubre 16, 2007

La Mala Yerba: Hulk, verde que te quiero verde.

Hasta los hombres de carácter más templado esconden un monstruo en su interior, algunos lo llevan como bandera, siempre reluciendo su maldad, otros dormitan en un placido sueño, dispuestos a brotar a las primeras de cambio.


Muchas veces es cuestión de aguante, algo que no le sobra al bueno de Bruce Banner, reputado científico, que la cagó realizando experimentos con los rayos Gamma, la radiación de estos rayos alteró las células de su cuerpo, haciéndole susceptible a cualquier excitación, desatando, por cualquier tocadura de polla, una mutación en su cuerpo que le transforma en un enorme y torpe monstruo de color verde, cargado de furia y de odio, que arremete contra todo bicho viviente que se le cruce en su camino, el estrés convertido en fiera, el monstruo a flor de piel.


El pobre Bruce no es mala persona, mas bien es un soplapolla, digamos que no tiene dos guantazos, endeble físicamente, raquítico y asustón, pero no es bueno mosquearle, por que tiene unos prontos que no veas, cuando se enfada y se convierte en esa Masa verde, no hay quien lo pare, ni los municipales, ni los picoletos, ni la cuarta bandera de la legión, se come hasta a el borrego si hace falta. Al principio a los colegas de Bruce les daba risa la cosa, y estaban todo el santo día chinchándole, para luego salir a correr de la bestia como si de los San Fermines se tratase, pero se dieron cuenta que la fiera desatada era incontrolable, que destruía el mobiliario urbano y arremetía contra todo Dios, llenando las Urgencias de los Hospitales de Traumatismos múltiples, así que un buen día, Bruce Banner, dejo de tener amigos.


Bruce se tomaba el problema con calma, primero empezó con infusiones de tila, luego con las capsula de valeriana, incluso llego a probar con el Hachís, un carajo pa to, con cualquier pamplina se convertía en La Masa, partía toda la ropa que llevase puesta, incluidos los calzoncillos que se le metían por todo el cerete del culo, y se liaba a destrozar todo lo que pillara por delante. Luego el cartero le llevaba a casa las facturas del Ayuntamiento por daños y prejuicios a la ciudad, y claro esas notificaciones acarreaban una nueva irritación, y se liaba a ostias con el pobre cartero, para destruir mas tarde la oficina de Correos, corretear a los concejales y demoler el Ayuntamiento a cabezazos.

Por estos malentendidos fue juzgado, para posteriormente ser exiliado de la ciudad, su abogado fue el afamado Matt Murdock (el superhéroe ciego conocido como Daredevil), sobre este celebre juicio existen imágenes grabadas, fíjense bien en el video, entre el jurado hay un personaje muy conocido.


Tampoco lo querían en ningún trabajo, una mente tan privilegiada como la suya, se veía rechazada una y otra vez de los mas míseros empleos, nadie le aguantaba los mosqueos tontos que pillaba, así que como única solución a su vida laboral, optó por hacerse Superhéroe, así como suena, como Superman, Batman, Espiderman y toda la cuadrilla.


La diferencia era que Bruce no necesitaba uniforme, unos vaqueros rotos en plan Grunge, y tiraba que se las pelaba, tampoco precisaba careta o antifaz, cuando se cabreaba y se convertía en La Masa, la cabeza se le ponía como un melón y era prácticamente irreconocible. El inconveniente era que para entrar en acción tenía que calentarse con alguna irritación. Primero debutó con Los Vengadores, mas tarde con los Defensores, después, decidió actuar por libre, pero arreglar desentuertos típicos de superhéroes, arreglaba bien pocos, al contrario liaba el follón allá por donde actuaba, como Atila.


Hasta que un día, unos ex colegas del gremio llamados los Iluminatis, encabezado por El Hombre de Hierro el capullo de Mr. Fantastico y el masca mierda del Dr. Extraño, hartos de los destrozo y el mal genio que gastaba su colega de profesión, decidieron que Hulk y el profesor Banner eran un mal bicho, que eran un continuo peligro para el planeta tierra, y que ya le habían aguantado bastante las cachorreñas. De común acuerdo decidieron exiliarlo al espacio exterior, en una nave espacial sin televisor, sin reproductor de DVD, sin internete, sin sofá, lo lanzaron al espacio exterior, como a un pobre perro que se abandona en una gasolinera.

Desde la pequeña escotilla de la nave, mientras cruzaba la vía Láctea, rumbo a lo desconocido, HulK gritaba:

-VOLVERÉ....MAMONES!!!!

Pero en la tierra nadie oía sus gritos.




3 Comments:

Blogger Cecile B. Demente said...

Muy bueno el video, es curioso que cuando se transforma se le cae la barba, ¿no? Y al mequetrefe de Matt Murdock muy ágil no se le ve.

9:29 a. m.  
Blogger octopo said...

A ver si me pongo y cuelgo unas imagenes de Daredevil, esta para comerselo, todito vestido de cuero, y por supuesto nada de saltos vertiginosos. Te vas a reir.

5:10 p. m.  
Anonymous Camilo VII said...

Ese video esta genial, como mola.

El del jurado es Stan Lee, ¿hay premio?

11:50 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home